Logotipos de colores ¿Apoyo o rainbow washing?

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Banderas lgbt

Hace un par de meses pensé en escribir sobre este tema, pero definitivamente no podía hablar sola de algo que aunque he vivido a través de seres cercanos, no me atraviesa directamente. Por ello, en este breve texto tenemos la oportunidad de leer la opinión de personas a quienes les significa de manera total la celebración del pride y la representación de ésta en organizaciones, tanto públicas como privadas: ¿Apoyo o rainbow washing

Gracias por el aprendizaje.

Trasfondo del orgullo LGBTIQ+

La idea del orgullo LGBTIQ+ no parte de la nada. Parte -como la mayoría de movimientos sociales- del dolor, de la rabia, del duelo. Particularmente del hartazgo por la persecución, hostigamiento y falta de respeto de la sociedad contra personas que hoy conocemos como parte de la comunidad LGBTIQ+, de acciones que además se encontraban y se encuentran vigentes, respaldadas por un sistema legal, cultural y estructural que no solo permite y normaliza, sino que fomenta violencia directa hacia ellas.

Hablamos de burlas por caminar de la mano con alguien que te gusta o que amas, golpes por vestir y expresar la manera en la que te sientes feliz, amenazas o asesinatos por luchar a favor de los derechos humanos siendo una mujer trans, invisibilización, de soportar constantes críticas y chistes sobre parte de tu identidad que te ponen en situaciones incómodas y que normalmente se traducen en risas forzadas, de negarte educación, desarrollo laboral y personal por alguno de estos y otros motivos relacionados. 

Sin duda hay excepciones y diferentes contextos, pero no podemos negar el trasfondo de todo un movimiento con más de 50 años de lucha pública por casos singulares.

LGBTIQ-discriminación
Captura tomada de Vanguardiamx
LGBTIQ-discriminación-trans
Captura tomada de Televisa News

“Están bien sus gustos, pero que no se exhiban…” “Yo soy heterosexual y no lo ando celebrando…”

¿Cómo es que momentos de constante lucha se vuelven toda una celebración de 30 días? Si bien este es un movimiento político y social, es al mismo tiempo una reivindicación de aceptación, de libre expresión, de celebración de identidades diversas y del amor, comenzando por el propio. A esta celebración nos sumamos quienes estamos a un lado y queremos manifestar nuestro apoyo, amor y acompañamiento incondicional en este proceso de autorreflexión y reivindicación de seres que nos importan.

Por lo anterior, hay muchas personas que sin pertenecer directamente a la comunidad LGBTIQ+, solemos acompañar de distintas maneras a familiares y amigas/amigos/amigues que sí son parte. Apoyando en marchas, exposiciones, espacios de diálogo, bailes y en distintos eventos en los que se grite y se ponga en claro que ninguna parte de nuestra identidad construida y aceptada nos demerita o nos debería impedir realizar ciertas actividades. 

¿Qué importancia tiene esta celebración y acompañamiento de seres amados?

“Siempre entro en conflicto porque veo que muchas personas nefastas critican y se preguntan ¿Por qué te sientes orgulloso de ser homosexual, lesbiana, etcétera? Siéntete orgulloso cuando tengas tu título, cuando tengas logros profesionales, hagas otras cosas… Y pues precisamente yo me siento orgulloso de la persona que soy, porque a pesar de ser homosexual, he podido hacer todo lo que me he propuesto, aunque la sociedad muchas veces se interpuso, lo logré”.

J.L. Ingeniero en computación, 26 años, homosexual.

“A mí me hubiera gustado rodearme de estos eventos de aceptación y unirme a la celebración desde antes, tal vez me hubiera dado esa confianza de salir como soy desde ese tiempo”.

J.C. Estudiante, 24 años, género no binario.

“Las marchas y eventos del mes me gustan, porque me animan a mostrarme como soy, a normalizar la diversidad. Aunque es importante decir que en esta celebración mucha gente pierde el enfoque de la diversidad porque los homosexuales han terminado por acaparar la visibilización”.

L.R. Estudiante y fotógrafa, 22 años, pánsexual.

“La visibilización siempre es buena y hacerlo desde la alegría es una potencia política”.

L.F. Arquitecta, 35 años en transición al no binarismo.
LGBTIQ-Manifestación-derechos
Foto: Milenio Noticias

El bombardeo de información durante un mes

Cada año durante junio tenemos un manojo de información que afortunadamente se ha desmenuzado y en la que vamos profundizando, esta va desde el repaso del origen del pride con relación al contexto de cada país y región, porque aunque el evento más mencionado son las revueltas en Stonewall, cada lugar tiene su propia historia de lucha.

También contamos con información a nuestro alcance que nos permiten conocer y visibilizar grupos de lucha en distintas partes del mundo, de tener en cuenta la diversidad que existe en cuestión de identidad, de información sexual que va más allá de la heteronormatividad y la anticoncepción, de métodos de apoyo, experiencias de vida y de diferentes procesos y transiciones (internas y externas) que han vivido distintas personas de la comunidad LGBTIQ+.

 
Toda esta información es creada en su mayoría por activistas de la misma comunidad que se dan el tiempo de explicarnos sus vivencias, su sentir y el panorama social en torno a este movimiento desde su perspectiva. Gracias a esta información que en los últimos años se ha difundido masivamente, sobre todo por medios digitales, se ha ido más allá de celebrar el orgullo gay y se han visibilizado luchas y procesos de personas de genero no binario, lesbianas, personas trans, queer, pansexuales, bisexuales y más disidencias. Cada año tenemos la oportunidad de preguntar y conocer más sobre estos temas. Y a quienes estamos a un lado nos toca informarnos, aprender, compartir y apoyar desde nuestro contexto.

“Hoy en día siento que hay más libertad de ser, expresar y vestir lo que te haga sentir comodidad, gracias a la visibilización que la comunidad ha realizado desde estas celebraciones que además son divertidas”.

R.A. Maquillista, 21 años, homosexual.

“Al fin y al cabo es un tema que sigue estando en boca de muchas personas, al menos este mes. Incluso desde el discurso de políticos o empresas, sigue llegando información a la gente. Los eventos del mes son importantes para que las personas vayan visibilizando prejuicios y tabúes. La información que se comparte en este tiempo ayuda porque va impactando aunque sea de poquito en poquito”.

J.L. Ingeniero en computación, 26 años, homosexual.

“La visibilización es bastante fuerte, ¡es un mes! Aunque aún hay muchas cosas que visibilizar, sobre todo para las personas jóvenes. Pero hay bastante información y la información sirve para generar políticas”.

L.F. Arquitecta, 35 años en transición al no binarismo.
LGBTIQ+-identidad-género-explicación
Tomada de Instagram: edu_emocional
LGBTIQ+-trans-información
Tomada de Instagram: obgyn_mx
LGBTIQ+-significado-banderas
Tomada de Instagram: okchicas

¿Soy parte o aparte de esta lucha? ¿En dónde decido situarme?

¿Si no soy parte de la solución soy parte del problema? Efectivamente. Incluso si me mantengo al margen de controversias, de opiniones políticas como el matrimonio igualitario, la adopción homo parental, el cambio de identidad en el sistema legal, etcétera. incluso desde ese distanciamiento estoy demostrando una postura social, una postura de no intervención, quitándole importancia a estas y muchas otras luchas por derechos humanos. 

Si veo que a una persona se le niega un puesto laboral, atención médica, el acceso a algún lugar, si realizo chistes ofensivos o me río de éstos, si repito frases que sé que fomentan una postura de odio, si presencio cualquier situación de injusticia por temas de identidad o preferencias sexuales y no hago algo, soy parte de la estructura que sostiene y normaliza este tipo de violencias. 

Por más que busque separar mi comportamiento social de una opinión pública, lo social es político y las posturas políticas importan e impactan. Situarme en una postura a favor o en contra de un grupo social, sobre todo si soy una persona u organización con privilegios, es un acto político, un acto de apoyo, y el apoyo es fundamental para quienes no caben en la normatividad social actual.

Sin adentrarme en las representaciones a través de las redes sociales, quiero rescatar la importancia que estas tienen en nuestra vida, para la mayoría es un medio de comunicación y de expresión diario, esto incluye el activismo. Así que ya no nos asombra que el 1ro de junio de cada año veamos a muchas personas y organizaciones (públicas y privadas), actualizar fotos de perfil o portadas con el logo correspondiente por una con los colores de la bandera del orgullo gay que se suele (de manera incorrecta) identificar a toda la comunidad LGBTIQ+, esto para reflejar el apoyo a los grupos de personas que forman parte de ella. 

¿Cambiar una imagen de perfil es entonces una postura política? Al crear contenido sobre el tema, compartir esta información o realizar cualquier otra dinámica en redes sociales, estamos dejando clara una postura, ya sea a favor o en contra. Hablando específicamente de organizaciones (públicas y privadas), es un reflejo no solo de responsabilidad social, también de las prácticas y valores a los que se apegan las personas que están dirigiendo o guiando una organización pública, una empresa, una ONG (Organización no gubernamental), una cooperativa, una asociación civil, etc.

A través de acciones como estas, podemos saber en dónde se está situando un grupo de personas frente a una lucha social. No es solo mantener una postura políticamente correcta como: “Aquí no importa qué te gusta o quién eres, a todas las personas se les trata igual”, al contrario, es decir abiertamente: “Sé a lo que te enfrentas y estamos aquí para escucharte y apoyarte”.

En ocasiones pasa que organizaciones se valen de una postura que no les representa algo, teniendo realmente un trasfondo de provecho o beneficio que no conlleva a practicas tangibles de apoyo. Esta postura superficial llevada a lo público física y digitalmente, se ha denominado rainbow washing.

“Está padre, porque cuando ves acciones como estas, sabes que en ese espacio se abraza parte de tu identidad, no tienes nada que omitir o esconder”.

J.M. Docente, 32 años, homosexual con tendencia a lo queer.

“No me gusta que [las organizaciones] sean hipócritas, pero definitivamente sí siento que es necesario que empresas y empleadores expresen el apoyo a personas de la comunidad que muchas veces no se atreven a trabajar en ciertos sectores laborales. Lamentablemente no siempre se puede vivir gritando quién eres libremente en todos los espacios. Acciones así de apoyo dan pie a la confianza de expresión en ese espacio”.

J.L. Ingeniero en computación, 26 años, homosexual.

¿Un cambio de logotipo o imagen en redes subsana los problemas de discriminación, desigualdad y violencia?

Por supuesto que no, pero usualmente una persona u organización que realiza este tipo de activismo en redes sociales, va más allá de lo virtual. Y aunque muchas veces dinámicas como la adaptación de un logotipo o imagen son presentadas como estrategias de marketing, es importante ver más allá antes de sintonizar o distar con una organización, conocer las políticas internas, los acuerdos de buenos tratos, las repercusiones frente a situaciones de discriminación, la difusión de apoyo que realizan o no, revisar los parámetros para contratar o ascender a alguien, conocer en general el conjunto de acciones que fomentan y apoyan una lucha social como lo son los derechos de la comunidad LGBTIQ+. Al final, la decisión de contribuir o no desde cualquier contexto en el que nos encontremos a lo largo de la vida, es nuestra.

“Hay organizaciones que realmente apuestan por la responsabilidad social y toman una postura en temas controversiales. Lo ves en la apertura a la diversidad. Se nota el apoyo durante todo el año, cada día. Conozco pocas.”.

J.M. Docente, 32 años, homosexual con tendencia a lo queer.

“Para mí estas acciones sí influyen, creo que reflejan la moral de las personas que dirigen una organización… Yo disfruto tener acercamientos a este tipo de empresas que se muestran inclusivas desde la imagen, sabes que sensibilizan y educan a quienes trabajan ahí en estos temas. No siempre las empresas son coherentes en este y otros temas, pero de cierta manera te da confianza saber que si entras a una tienda de esa marca por ejemplo, te van a tratar bien y que si no lo hacen, se tomará responsabilidad y las medidas pertinentes”.

R.A. Maquillista, 21 años, homosexual.

“Para que no se quede en activismo performativo, la postura debe ir acompañada de políticas internas pertinentes al tema”.

J.C. Estudiante, 24 años, género no binario.

“Hay muchas organizaciones y empresas de las que (el cambio del logo) parece una burla o lo hacen por marketing, lo puedes ver en las marchas. Pero hay otras que lo hacen porque en serio apoyan… El discurso se vuelve diferente cuando se practican todo el año”.

L.R. Estudiante y fotógrafa, 22 años, pansexual.

Proclamarte como una persona u organización que apoya la lucha por la diversidad y derechos LGBTIQ+, conlleva a asegurarte de no repetir prácticas discriminatorias, de estar abierta al diálogo y aprendizaje constante, Hablando específicamente de las organizaciones, parte de su responsabilidad social es utilizar estos espacios de diálogo e información para generar políticas pertinentes y acciones tangibles que fomenten el buen trato e igualdad de oportunidades.

Las acciones o ausencia de estas (por pequeñas que sean), representan una postura sociopolítica frente al movimiento y luchas por la visibilización y derechos de la comunidad LGBTIQ+ ¿En qué lugar has decidido situarte?

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

No Comments yet!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Conozcámonos mejor!

Te haremos llegar las novedades de SoldAI, ofertas exclusivas, notificaciones, y mucho más.

¡Deja tu correo, tenemos mucho que contarte!