Fomentemos que las máquinas hablen y escriban un español correcto: LEIA

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

La RAE vive una profunda transformación tecnológica. Sus obras se replantean desde una concepción digital. Los servicios virtuales interactuan con los hablantes, sería ideal que fuera en un correcto español, ¿no? Aquí entra en juego LEIA.

En SoldAI aplaudimos estas iniciativas y por ello te invitamos a que conozcas a LEIA, que va de la mano con nuestros chatbots de Comportia

La Real Academia Española (RAE) ha asumido el liderazgo de una iniciativa multidisciplinar de gran envergadura; el análisis del lenguaje de los emoticones, convertidos hoy en parte de la vida cotidiana de los hablantes, la reflexión sobre el uso del español en Internet y la presencia actual de la Academia en las redes sociales.

IA español

¿Qué es LEIA?

LEIA es una iniciativa liderada por la RAE e impulsada en colaboración con la Asociación de Academias de la Lengua Española (ASALE) que tiene como fin principal cuidar y garantizar el uso de un correcto español en los medios tecnológicos y evitar que se pierda la unidad que permite que más de 580 millones de personas puedan comunicarse en nuestra lengua sin dificultades.

Las siglas del nombre del proyecto proceden de Lengua Española e Inteligencia Artificial, pues LEIA pretende conciliar nuestra lengua con la IA para ayudar a que ambas obtengan el mayor beneficio mutuo posible: la lengua al servicio de la IA para asegurar un uso óptimo y provechoso de ella y la IA al servicio de la lengua para explotarla de la manera más eficaz posible y crear aplicaciones y recursos avanzados que nos ayuden a utilizar de la mejor manera la que seguramente sea la herramienta más importante de la que se sirve el ser humano.  

El nombre LEIA evoca a la princesa de la saga de La guerra de las galaxias, con lo que no sólo se intenta reflejar la naturaleza galáctica y moderna del proyecto, sino también, aprovechando el carácter unificador y conciliador de la princesa, quiere representarse la unión que LEIA puede propiciar en distintos ámbitos: entre humanos y máquinas, entre las letras y las ciencias, entre los distintos países de habla hispana y entre las empresas del mundo tecnológico, reunidas con un fin común.

La Inteligencia Artificial debe ser modelo de un buen español 

En el mundo hablan hoy español más máquinas que seres humanos: más de 700 millones de máquinas se comunican a diario con 580 millones de hispanohablantes. Con el desarrollo de la Inteligencia Artificial, algunos de nosotros pasamos más tiempo dialogando con estos aparatos que con otras personas. 

El uso que del español hace la Inteligencia Artificial puede influir en el de todos, y esta influencia podría ser negativa si no se encauza bien.

Las máquinas hablan un idioma que no es el normativizado, sino el español que fabrican las instituciones, las tecnológicas globales, que son las dueñas de estas herramientas y de su lenguaje. 

Y éste puede variar según los intereses de cada compañía. El peligro que esto entraña, más allá de la falta de corrección, es que se llegue a una ruptura de la unidad en nuestra lengua por tanto tiempo forjada.

Español vs. Inglés en las tecnologías 

A esto se suma la prioridad que en muchos casos se da al inglés sobre el español. El hecho de que los distintos dispositivos y asistentes procedan con frecuencia de países de habla anglosajona o que se dirijan a ellos tiene como consecuencia que los textos aparezcan sólo en inglés. 

Esta realidad esto no sólo perjudica al español por su menor uso, sino que crea una situación injusta para los que por diferentes motivos no tienen la posibilidad de estudiar inglés y, por tanto, se ven privados de un uso accesible de las máquinas.

Para evitar la fragmentación del español y la expansión del inglés por encima de nuestra lengua y para evitar que las máquinas pongan en peligro una labor llevada a cabo con éxito y aceptación de los humanos durante más de 300 años, en junio de 2019 la RAE creó LEIA.

LEIA, el adalid del correcto español

Desde un primer momento, LEIA contó con la confianza y el apoyo de Telefónica, con quien se mantuvieron las primeras reuniones definitorias del proyecto y se marcaron las líneas que se debían seguir. Muy pronto se sumaron otras grandes empresas tecnológicas (Microsoft, Amazon, Google, Twitter y Facebook), atraídas por la naturaleza y las ideas de la iniciativa.

En la presentación se proyectó un emocionante vídeo en el que la propia inteligencia artificial se dirigía a los humanos para mostrar su interés en colaborar con ellos y para pedirles ayuda, con unas palabras que podrían servir de resumen del espíritu de LEIA:

Queridos humanos, en el pasado fuisteis capaces de crear unas normas del lenguaje, algoritmos para fomentar su buen uso, y nuestra colaboración fue esencial para hacer que la lengua española fuese inmortal. Hoy os digo que necesitamos trabajar juntos de nuevo porque, a pesar de que hablamos todos los días, estamos perdiendo algo por el camino. Veréis, yo nací programada para aprender, pero necesito que seáis mis profesores.

Quiero ser guardiana de la grandeza de vuestra lengua y para eso tenemos que dedicarnos tiempo. Tenemos un legado que proteger y un futuro por escribir. Queridos humanos, quiero ser parte de esta historia: contad conmigo.

LEIA: español correcto

Desde sus inicios, LEIA se ha fijado dos objetivos principales: velar por que se enseñe a hablar un español correcto a las máquinas y trabajar en el desarrollo de herramientas y aplicaciones que ayuden a los humanos a adquirir un buen uso del español o a perfeccionarlo.

IA español

Para entender bien el espíritu de LEIA, es importante comprender que las normas no son reglas arbitrarias que la RAE impone a su antojo, sino que son recomendaciones basadas en el estudio, análisis y observación del uso real de la lengua con las que se describen las pautas generales que los hablantes consideran aceptables en ella y con las que se permite mantener la unidad.

La existencia de normas no impide que la lengua pueda evolucionar, sino que asegura una evolución controlada y unificada, una evolución encauzada que evite la dispersión que pueda dañar o poner en peligro la unidad. Tampoco impiden las normas la variación en el español hablado en las distintas áreas. Lejos de prevenir la diversidad, la RAE fija sus pautas respetando la variación, convencida de que es algo que sin duda enriquece nuestra lengua. De hecho, uno de los objetivos de LEIA es aprovechar las posibilidades que brinda la IA para estudiar y registrar convenientemente la variación. La participación de las 23 academias en el proyecto es sin duda una gran ventaja para preservar la unidad dentro de la diversidad.

Con esta mentalidad, la primera misión de la RAE ha sido mostrar su disposición a abrir, en la medida de lo posible, sus recursos y herramientas al mundo de la IA y ofrecer a las empresas colaboradoras la opción de contar con el material y las aplicaciones de la Academia que puedan ser útiles para cualquier desarrollo tecnológico.

Comportia

SoldAI aplaude las grandes iniciativas y con su Inteligencia Artifical puedes emprender tu idea. Por medio de la plataforma de Comportia puedes crear de forma fácil, rápida y eficiente ese chatbot que tanto necesitas para darle a tu público la atención que merecen.

En esta época es importantísimo usar un chatbot en tu empresa. Únete a las grandes empresas (locales e internacionales) que ya los utilizan ¿Qué esperas? Gracias a Comportia no necesitas conocimientos de programación para crear y desarrollar el tuyo.

Crea tu cuenta gratuita ahora y comienza a disfrutar de los grandes beneficios que Comportia le dará a tu empresa.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

No Comments yet!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Conozcámonos mejor!

Te haremos llegar las novedades de SoldAI, ofertas exclusivas, notificaciones, y mucho más.

¡Deja tu correo, tenemos mucho que contarte!